Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

Blog

Inyecciones Intracavernosas ¿Qué son?

Las inyecciones intracavernosas o la llamada farmacoterapia intracavernosa (FIC) es una forma de tratar de la disfunción eréctil mediante el uso de drogas vasoactivas que se administran directamente en el pene (intracavernosas). Esta terapia ofrece resultados inmediatos con una excelente tasa de efectividad.

El mecanismo de acción de estos fármacos es vascular, vasodilatador. El pene, para lograr una erección firme, necesita de una importante entrada de sangre, con buena presión y velocidad. Los fármacos usados en la terapia intracavernosa son vasodilatadores, que actúan en modo local, produciendo la relajación del músculo liso cavernoso y/o vasos arteriales, permitiendo el aflujo masivo de sangre y provocando la erección.

Generalmente, la inyección intracavernosa está indicada en pacientes donde la vía oral no tiene eficacia o la misma está contraindicada (primer escalón terapéutico). Asimismo, está contraindicado en el caso de pacientes que padecen graves trastornos de la coagulación, hipersensibilidad a los componentes de la inyección, enfermedades psiquiátricas graves, importante fibrosis peneana, o enfermedad cardiovascular que contraindique el esfuerzo de una relación sexual.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

La inyección en sí se compone de una combinación de medicamentos que trabajan juntos para relajar el músculo liso y abrir los vasos sanguíneos del pene. Existen distintos protocolos de uso de estos fármacos, pero generalmente se realiza de forma personalizada, adecuando a la patología y necesidad de cada paciente.

El procedimiento consiste en una inyección que se realiza dentro de los cuerpos cavernosos mediante un autoinyector con una aguja muy fina (tipo de insulina). Normalmente, una vez decidido el tratamiento con el paciente, se lleva a cabo un período de aprendizaje llamado de dosificación, para llegar a la dosis efectiva-mínima que genere una erección con capacidad de penetrar. Este proceso siempre se lleva a cabo en la consulta del médico especialista.

Entre 5 y 20 minutos tras aplicar la inyección para la disfunción eréctil, se producirá la erección y esta durará aproximadamente una hora, independientemente de que haya o no estímulos eróticos. Si bien a muchos hombres no les gusta la idea de las inyecciones directamente en el pene, los resultados efectivos superan la molestia momentánea de la inyección.


¿Qué efectos secundarios tienen?

La farmacoterapia intracevernosa (FIC) debe administrarse siguiendo rigurosamente las indicaciones de un médico especialista, tanto en relación con el modo de administración como en cuanto a dosis adecuadas para cada paciente. Sin embargo, hay una serie de efectos secundarios a tener en cuenta. El efecto secundario más frecuente es el dolor en la erección. Sucede en 1 de cada 10 inyecciones y se resuelve cuando cede la erección.

El priapismo es la reacción adversa más importante, aunque poco frecuente. Si la erección se mantiene durante más de cuatro horas, aparte de acompañarse por dolor, puede dañar las células de músculo liso de los vasos del pene y empeorar la disfunción eréctil.

Los repetidos pinchazos en el pene podrían dar lugar a medio o largo plazo a micro-lesiones en los tejidos que a menudo provocan placas de fibrosis (tejido endurecido) en los cuerpos cavernosos. Esto, a su vez, puede desembocar en la aparición de una curvatura de pene adquirida o enfermedad de La Peyronie.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies