Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

Imagen del título

Hilos tensores

Inicio  /  Hilos tensores

¿Qué son los hilos tensores?

Uno de los síntomas más evidentes del envejecimiento es la pérdida de elasticidad en la piel, a causa de la destrucción del colágeno y la elastina del tejido epidérmico. Esto se traduce en flacidez facial y en la aparición de arrugas y líneas de expresión, un proceso que irá acentuándose con los años. Afortunadamente, la medicina estética ofrece numerosas soluciones de rejuvenecimiento facial, eficaces, seguras y mínimamente invasivas, lo que las convierte en una buena alternativa a las intervenciones quirúrgicas. Una de ellas es el tratamiento con hilos tensores.

El tratamiento con hilos tensores es un tratamiento no quirúrgico cuyo principal objetivo es reducir los signos de la edad gracias a la introducción de un reafirmante dérmico en las partes de la cara más afectadas por el envejecimiento. De esta manera, se pretende recuperar el contorno y la forma natural del rostro. Sus resultados sirven para:

• Mejorar la firmeza de la piel
• Elevación de las cejas
• Corregir asimetrías
• Definir la mandíbula
• Corregir la papada
• Atenuar las arrugas

hilos tensores
Hilos tensores tratamientos

¿Cómo se realiza el tratamiento?

Los hilos tensores son filamentos fabricados con materiales biocompatibles. El más habitual es la polidioxanona (PDO), un material reabsorbible, antialérgico y muy utilizado en las suturas de cirugía cardíaca. Al ser introducidos en la piel, proporcionan a la dermis una mayor firmeza y tersura, elevando los tejidos faciales. Por su efectividad, es uno de los tratamientos antiaging más demandados.
Además, la acción de los hilos tensores va más allá, ya que también trabaja a nivel subcutáneo. En este sentido, hay que tener en cuenta que la polidioxanona estimula la producción natural de elastina y colágeno alrededor de los hilos insertados. El resultado es un lifting facial sin cirugía, con lo que se logra disminuir la flacidez y recuperar la firmeza y la elasticidad de la piel.

 

Los hilos tensores son introducidos a nivel dérmico bajo anestesia local con la ayuda de una aguja muy fina. Tras colocar el hilo, se retira la aguja, dejándolo colocado en la posición deseada. El número de hilos que se introducen dependerá de la extensión de la zona en la que se desee intervenir y los resultados que se pretenden conseguir.
El tratamiento con hilos tensores está especialmente recomendado para hombres y mujeres que deseen revertir los primeros signos de la edad en la piel, como las arrugas o los surcos demasiado profundos. Hay que señalar que esta técnica no es aconsejable para pieles con una flacidez excesiva o arrugas muy pronunciadas.

PIDE CITA

Contacta con Nuestros Especialistas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies